Antecedentes

¡Comenzamos!

gaviota a punto de volar

En la prehistoria de Internet me atreví a publicar un blog sobre marketing digital (www.markintero.com). Había muy poca gente metida en el tema. Nos moviamos muy pocos por las escasas jornadas, cursos y conferencias que se ofrecían, incluso yo me atrevía a protagonizarlas. Eran aquellos primeros tiempos de los FirstTuesday que se celebraban en la Cámara de Comercio de Bilbao para reunir emprendedores e inversores (sobre todo en el nuevo entorno digital). Tiempos en los que había que salir de Bilbao e ir a Madrid y Barcelona para aprender sobre marketing digital. Tiempos de Jim Sterne con su World Wide Web Marketing. Aquellos tiempo de «Olé» (me entenderán los coetáneos).

La avalancha posterior de blogs y medios sobre marketing digital hizo que www.markintero.com no sea competitivo ya que no podía mantener un calendario adecuado de contenidos con la calidad suficiente. Pues bien, ya no me preocupa esto último, así que después de rumiar durante un tiempo con un amigo profesional del marketing digital lo de hacer un blog me he lanzado con www.sinumo.com. Para publicar lo que quiera y cuando quiera, al ritmo que me de la gana. Pero siempre que me apetezca escribir sobre comunicación y el valor que aporta a las empresas voy a tener un lugar donde hacerlo. Y ahora lo comparto contigo, porque es para eso, es decir, para compartir. Sin más objetivo. Ni publicidad, ni prestigio ni «ná». Un pequeño patio particular para pensar, escribir y compartir. Si te interesa el tema y te gusta la conversación estás invitado/a a mi pequeño y humilde patio.

Por lo tanto, con tiempo y tranquilidad intentaré ir ofreciendo conversaciones en este blog, recordando la que ahora parece olvidada máxima del «Cluetrain Manifiesto» pero que sigue muy vigente (fue en el 2000, ¿te acuerdas?). Todo ello con el simple objetivo de promover y reivindicar el valor de la comunicación para las organizaciones. Los especialistas en la gestión de la comunicación (digital o no) NO VENDEMOS HUMO, sino que vendemos servicios que mejoran el valor de las empresas y de sus ofertas y relaciones, lo que supone un retorno de inversión que será mayor o menor dependiendo de la calidad del servicio prestado. Tal como sucede en otras muchas áreas de la gestión en empresas y organizaciones. Ni más ni menos. Bueno, quizás yo diría que más… pero creo que lo haría porque me gusta la comunicación y creo en ella como gran herramienta de gestión.

Hablemos sobre comunicación con resultados. Porque no hay mejor argumento para defender la comunicación que mostrar sus resultados.

Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *